A LOS ASTROS POR PRIMERA VEZ

La historia data que Costa Rica ha tenido peloteros firmados en organizaciones de Grandes Ligas desde el año 50 y que hoy Bryan Solano reactiva con su firma por los Astros de Houston.

Danny Hayling, otrora gran lanzador nacional que llegó a la Triple A con los Dodgers en los 50 y Huey Howden, firmado por los Indios de Cleveland en la época del 60, abrieron camino al deporte de la pelota chica de nuestro país hacia los grandes equipos.

Otras grandes figuras como Sales Antonio Paddyfoot, Manuel Zúñiga, Orlando Escoe y Juan Villalobos también dejaron huella como profesionales. Una camada de beisbolistas juveniles de finales de los 90 y principios de 2000 marcaron diferencia en nuestro deporte al formar parte de ligas Rookie y clase A y pese a no cumplir su sueño de estar en el roster final de Grandes Ligas demostraron que con esfuerzo y dedicación podían formar parte de esas “monstruosas” instituciones.

Harry Fernández, Alexander Flores, Eric Zamora, Berny Granados, entre otros, inscribieron su nombre en organizaciones de Grandes Ligas. De ellos solo Flores se mantiene jugando en el campeonato de Primera División.

Los firmados tienen sus historias, buenos y malos momentos que pasaron en sus equipos, pero que marcaron sus vidas.

“Mi primera aparición con los Piratas fue el momento más dulce. Normalmente cuando llegaba al “club house” uno tenía que revisar si ese día estaba en juego y si no estaba había que entrenar. Ese día yo tenía que estar en partido, pero no sabía si tenía que jugar. Ya en el juego el ‘coach’ llamó a un jugador, pero ese no tenía los spikes puestos y el ‘coach’ al ver esta situación volvió a ver a un lado y me dijo ‘vaya caliente’ y así fue como realicé mi primer relevo”, recordó Juan Villalobos firmado en 1983 por los Piratas de Pittsburgh.

“Me fue bien la verdad y cuando pasé a quinto abridor conseguí en la primera temporada seis victorias y dos derrotas. La adaptación como todo no fue sencilla porque ya uno juega todos los días, se cambia el chip, se ve el béisbol como un trabajo y no como un hobbie. Además la comida, el clima, los horarios, todo cambia y hay que afrontarlo con mentalidad positiva”, sentenció Alex Torres, el último firmado de 2006-2009.

“Primero fui a los Azulejos, ahí estuve dos años, luego decidí tomar la oportunidad de jugar en la Liga de Japón con el equipo de Mitsubishi, allá permanecí solo tres meses porque el equipo económicamente ya no quería sostener más extranjeros. A mi regreso logré ser firmado por los Marineros de Seattle por tres años”, recordó Harry Fernández, quien tuvo la oportunidad de jugar en dos organizaciones de Grandes Ligas.

Hasta el momento se tiene registro de 14 ticos que estuvieron en equipos de Grandes Ligas:

Danny Hayling (Dodgers)

Huey Holden (Cleveland)

Antonio Paddyfoot (Cleveland)

Manuel Zúñiga (Boston)

Juan Villalobos (Pittsburgh)

Alejandro Hueda (Toronto)

Alexander Flores (Toronto)

Harry Fernández (Toronto y Seattle)

Jeffrey Spencer (Atlanta)

Berny Granados (Colorado)

Antony Fage (New York Mets)

Erick Zamora (Tampa Bay)

Sebastián Martínez (Tampa Bay)

Alex Torres (Cleveland)

Ahora Solano entra a este grupo selecto con la intención de que la puerta se haga más grande y lleguen más ticos. En México está el limonense William Mullins en busca de emular a su gran amigo Bryan.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *