El brazo del tico (parte ii)

 Jorge Delgado

Un caso para el análisis
POR:  Jorge Delgado
Major League Baseball instructor
MLB icon
Especial para fcbeisbol.org
                                                                                           Descargar PDF

En las últimas semanas me he dado a la tarea de conversar con expeloteros de las décadas: de los setentas, ochentas, noventas, así como algunos de antaño y todos coinciden en que la fuerza de los brazos de los peloteros ticos  de hoy en día es mas limitada en cuanto a su resistencia como en su velocidad.   Desde luego se recordaron muchas anécdotas y sobraron las comparaciones así como se rememoraron algunos nombres.
Como no hay mediciones  o estudios para evaluar el pasado, la observación y comparación de quienes vivieron ambas épocas es el argumento mas valedero que tenemos para valorar los hechos, máxime que su totalidad de encuestados coinciden en el mismo aspecto.

 Si echamos un vistazo a los brazos de los peloteros ticos de acuerdo a los parámetros usados en béisbol de liga mayor, mas del 90% están dentro del rango mas pobre que existe que es de 0 a 81 millas por hora (MPH) incluyendo los lanzadores lo cual es mas grave aún.  Con esta evaluación no queremos incomodar a ningún pelotero pero es nuestro deber como profesional del deporte investigar, alertar y recomendar para mejorar los hábitos de comportamiento de los peloteros y dirigentes nacionales.

Ante tal exposición nos dimos a la tarea de buscar conclusiones que nos llevaran a buscar cual era la principal razón de tal involución y la respuesta esta a la vuelta de la esquina, la falta de uso del brazo. En el pasado los jugadores desde niños jugaban béisbol en las calles, plazas y desde luego con sus equipos, al igual como se hace en el resto de los países beisboleros de América Latina. Está comprobado que no hay nada más efectivo para desarrollar el brazo que el lanzar. Uno de los principios del entrenamiento deportivo es el de regularidad y solo con el trabajo constante se logra un desarrollo tanto muscular como en los tendones y ligamentos, desde luego si se hacen suficientes repeticiones con eficiencia técnica se logrará desarrollar una buena mecánica debido a que el brazo logrará una eficiente memoria del músculo.

Ahora bien: estamos claros que la situación actual no nos llevara a ningún lado y que la decadencia cada día es más marcada, entonces es hora de tomar decisiones para fortalecer las debilidades existentes y en un futuro devolver al país los peloteros de nivel.
Un ejemplo de ello es en las Ligas Europeas que debido al profesionalismo los equipos se dieron a la tarea de importar lanzadores y desde luego al cabo de unos años los lanzadores jóvenes locales veían reducidas las oportunidades y eso repercutió en sus seleccionados nacionales. De acuerdo a tal problemática se tomo la sabia   decisión de que en cada doble programación o serie de equipos, un juego lo lanzaran solo pitcher nacionales y el otro lo podían hacer extranjeros, esa formula desde luego que dio resultados a corto plazo y los países nuevamente recobraron el material perdido.  SOLUCIONES necesita el béisbol nacional y no JUSTIFICACIONES.  En el fútbol nacional ante la problemática de la falta de jugadores jóvenes se ordeno una regla para que los equipos tuvieran que tener una cantidad de minutos acumulados por jugadores menores de 20 años.

En Costa Rica se comenzaron a dar estos fenómenos en forma paulatina, recordamos que a inicio de los noventas casi no había paracortos nacionales, de hecho el Short Stop de la selección nacional era un nicaragüense nacionalizado. Ya se rumoraba en ese entonces que no habían brazos nacionales para ser paracortos, luego siguió el picheo y con la  emigración de nicaragüenses el medio se vio de pronto ante una vitrina de jugadores que poco a poco fue ampliándose cada día mas hasta que los nacionales en la actualidad no representan ni el 20% de los jugadores inscritos en la primera división. La problemática esta latente hoy pero las soluciones se debieron tomar hace 15 años atrás y el no haberlo hecho hace que ahora toque a los dirigentes de turno hacer algo a respecto.

No hay brazos? …….desde luego, sin peloteros no hay brazos, pero así como se han perdido más de 100 lanzadores en 10 años igualmente se debe tomar decisiones para recuperarlos a mediano plazo.

Pero mientras se desarrolla futuro talento hay que fortalecer y recuperar el talento actual, para eso es necesario contar con un grado de conocimiento básico  sobre los aspectos fundamentales que puedan evitar lesiones y nos garanticen  una preparación adecuada, por eso nos daremos a la tarea de escribir una serie de artículos relacionados con el funcionamiento, desarrollo, lesiones y prevenciones del brazo de lanzar.

 Descargar Archivo en versión PDF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *