El entrenador de éxito (parte ii)

 Jorge Delgado

Aspectos fundamentales para ser un buen manager
POR:  Jorge Delgado
Major League Baseball instructor
MLB icon
Especial para fcbeisbol.org
                                                                                           Descargar PDF

En la primera parte de este artículo nos concentramos en tratar de visualizar cuales son los fundamentos necesarios para poder ser un buen entrenador y tras la pregunta ¿Qué determina al entrenador de éxito? Llegamos a la conclusión que a pesar de haber una serie de factores que intervienen en el trabajo de entrenador, existen tres aspectos imprescindibles de los cuales se derivan todos los demás y citábamos 1) Conocimiento del deporte, 2) Motivación para ser un buen entrenador. y 3) Empatía.

El viejo modelo de entrenador, donde sólo era necesario ser un apasionado por el deporte o la sola experiencia como jugador, es cosa del pasado. Con este modelo se lograba algún conocimiento, pero el  ir  aprendiendo  mientras se trabajaba, es un proceso de aprendizaje largo y generalizado con un costo muy alto para los atletas. Al no existir conocimiento más que la misma experiencia solo hay un enfoque parcial, en el que la técnica ocupa un enfoque diferente a la concepción global.

En el pasado un entrenador exitoso sólo era reconocido por sus logros alcanzados. En la actualidad los buenos resultados deben ir acompañados por el conocimiento generalizado. Ahora, se aprecia más el resultado de un buen trabajo a nivel general que la misma posición alcanzada  en un campeonato. Prueba de ello, es que los managers del año en la M.L.B casi nunca son necesariamente los que han ganado la serie mundial.
                                                             
                                                              MANAGER DEL AÑO

 2000  Jerry Manuel    2000 Chicago White Sox
 2001  Lou Piniella   2001 Seatle Mariners
 2002  Mike Scioscia   2002 Anaheim Angels
 2003  Tony Pena   2003 Kansas City Royals
 2004  Buck Showalter   2004 Texas Rangers
 2005  Ozzie Guillen   2005 Chicago White Sox
 2006  Jim Leyland   2006 Detroit Tigers
 2007  Erick Wedge   2007 Cleveland Indians

Si nos enfocamos en los managers del año de este nuevo siglo solo Ozzie Guillen y Jim Leyland  ganaron la serie mundial y el premio como manager del año. Por citar solo un caso Tony Peña al mando de Los Reales de Kansas en el 2003 fue nombrado manager del año y su equipo apenas logró el tercer lugar en su división, desde luego no entró a la postemporada. Entonces, ¿por qué ganó el premio? Llevó al equipo con el presupuesto más bajo en las grandes ligas a estar muy cerca de la postemporada y logró buenos números con un equipo plagado de novatos. Esto nos habla de cómo los conceptos modernos de un buen manager tienen que ver más con el producto final que con la posición alcanzada al final de la temporada. 

Desde luego esto no descalifica al manager de un equipo con grandes recursos o sino que lo diga Joe Torre, manager del año y campeón de la serie mundial en 1998 al mando del equipo de mayor presupuesto de las Grandes Ligas, como lo fueron los Yankees de New York. Ese año Torre logró que algunas de sus estrellas levantaran el nivel en relación a temporadas anteriores y su equipo obtuvo números  extraordinarios imponiendo importantes record.  Otro ejemplo sobre la obtención de resultados en un plano integral es cuando a pesar de haber ganado el campeonato un manager es despedido por descuidar otros aspectos que eran parte importante de los objetivos a nivel institucional.

Cómo en otros ámbitos de la actividad humana, el técnico deportivo está inmerso en un acelerado proceso de renovación de sus propias opiniones, creencias y concepciones (filosofía) buscando soluciones en los hallazgos que la reflexión investigadora le ofrece.

FILOSOFÍA DEL ENTRENADOR

Todo entrenador deberá de poseer una línea filosófica definida, por lo tanto debe tener conciencia de quién es, que quiere y como lograrlo. La respuesta a estas preguntas es lo que dará forma a su filosofía de entrenamiento.
No todos los entrenadores tienen que tener la misma filosofía ya que existe una gran variedad de criterios sobre el papel del entrenador. Por esto la primera gran decisión que usted debe tomar como entrenador es precisamente ¿Cuál es mi filosofía?

Una de las principales decisiones importantes que usted tomará como entrenador hace referencia a los objetivos que persigue. La mayoría de autoridades deportivas reconocen tres objetivos principales.
1. Tener un equipo ganador.
2. Divertirse (usted y los jugadores)
3. Ayudar al atleta a realizarse. (como jugador y como persona)

Cual de estos objetivos es importante para usted y en la escala de valores que importancia les da. Talvez crea usted que los tres son importantes, pero, llegando el caso de tener que decidir entre los tres ¿por cual se inclinaría? Normalmente los entrenadores deciden preferir la victoria, a expensas del posible desarrollo del atleta.
¿Cuáles son sus prioridades?
Siendo sinceros en la mayoría de los casos ponemos tanto énfasis en la victoria que nos olvidamos del atleta y aún aquellos que no lo reconocen sus decisiones reflejan lo contrario. No es difícil caer en esto en una sociedad que le presta tanto valor al triunfo.  Ahora bien, no me refiero a que ganar carezca de importancia,  tampoco nos vayamos al otro extremo, La competición no es buena ni mala como tal, es meramente, un medio por el cual comparamos nuestras facultades y esfuerzos con los de los demás, la problemática se da cuando violentamos los derechos de los atletas con tal de lograr nuestro propósito.

El hecho de que la competición sea sana depende en definitiva de cómo competimos y que significado damos a la victoria.

 "El Juego es para la persona, no la persona para el juego"
                                                               J. Delgado

Lo que queremos dar a entender con esto es bastante simple. Toda decisión que tome y toda conducta que exhiba se base en primer lugar en lo que usted juzga mejor para sus atletas y en segundo lugar en cómo cabe aumentar las posibilidades que tienen los atletas o el equipo de ganar. o en pocas palabras , el atleta primero y el triunfo después.

Dé al atleta el lugar que se merece y se sorprenderá con los resultados. Las personas motivadas están en mayor capacidad de alcanzar su mejor nivel y esto en función del colectivo nos acercará cada vez más a la victoria.

En cualquier orden de la vida en que nos propongamos  realizar alguna actividad debe estar sujeto a determinar de previo cuales serán los objetivos y metas a lograr. Para establecer estos derroteros debemos de tener claro cual será nuestra filosofía para echar andar nuestro proyecto.  Cumpliendo nuestro trabajo para la M.L.B, he realizado en los cursos Panamericanos una dinámica donde trato de llevar a los manager a descubrir cual es su línea filosófica. Este ejercicio es muy comentado por los managers ya que a pesar de su  trayectoria nunca se habían detenido un momento para tratar de definirse.  Dese la oportunidad de descubrirse y medite sobre sus hábitos de trabajo y la orientación de metas, si en todo lo que usted hace el atleta esta primero es usted un entrenador de éxito , sino solo los ríos no se devuelven, reflexione sobre sus ideales y propósitos y anímese al cambio, sea parte de la nueva generación de Managers.

Gustosamente escucharemos comentarios y atenderemos consultas solo al correo electrónico  jdelgado@fcbeisbol.org   , donde estaremos para servirles.

Bendiciones y mucho éxito.

 Descargar Archivo en versión PDF

Sé el primero en comentar en «El entrenador de éxito (parte ii)»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*