Tico sacrifica familia y estudio por su sueño de ser firmado en una organización de Grandes Ligas

A sus 19 años el pelotero Jake Pérez tomó la dura decisión de dejarlo todo en Costa Rica para ir en busca de su sueño de ser firmado por una organización de Grandes Ligas.


Desde hace cinco meses el nacional vive en República Dominicana y ha participado en diferentes tryouts de equipos como Padres, Marlins, Yankees, Phillies, Marineros, Atléticos, entre otros.


Pese a que ser firmado no es una tarea sencilla por la cantidad de jugadores en suelo caribeño que persiguen el mismo objetivo el beisbolista costarricense no pierde la fe y se prepara cada día con intensidad para agradarle a los scouts, mejorar sus números y dar el gran salto a las menores de una organización de Grandes Ligas.


“Llego acá luego de mi actuación en una serie internacional que tuvimos ante Panamá, gracias a Dios me fue bien, con buenos números y un primo le dio varios videos a la academia Ostrov-Hunt que me permitió venir acá a hacer una prueba y logré quedarme. Aprovecho cada oportunidad para mostrarme, mejorar mis actuaciones, mi bateo, mi defensa, la verdad que he madurado mucho y mi sueño sigue siendo jugar en una organización de Grandes Ligas”, dijo Pérez, desde territorio dominicano.


El pelotero tico reconoció que el cambio ha sido grande, nota la mejoría en la técnica y en la parte emocional piensa siempre en su familia cada vez que le toca entrar al campo.


“Dejé a mi hermanito y a mi mamá en Costa Rica, dejé el estudio porque mi sueño es firmar para a futuro mejorar la calidad de vida de mi familia. No fue fácil, he tenido que superar algunas pruebas, recuerdo que fui devuelto en un primer intento porque no me dejaban vivir en Dominicana y tuve que acostumbrarme a otro tipo de comidas. He agarrado fuerzas y aquí estaré el tiempo que sea necesario para cumplir mi sueño”.


En el diamante se ha topado con jugadores de buen nivel y ha aprendido a moverse y a tener mejor contacto con la pelota. “Uno no está acostumbrado a picheos de 98 millas, pero poco a poco he ido descifrando y mejorando mi bateo. En defensa me muestro bien como short stop y tengo buena velocidad en las piernas”, sentenció el costarricense.


Pérez finalizó diciendo que donde vive no ha llegado el coronavirus, por lo que entrena con normalidad pero sin descuidar la salud.

Sé el primero en comentar en «Tico sacrifica familia y estudio por su sueño de ser firmado en una organización de Grandes Ligas»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*